Sports

Djokovic enfrenta cuestionamientos al conocerse detalles de su prueba

En la sala de entrevistas del aeropuerto Tullamarine, en Melbourne, un funcionario de inmigración australiano se sentó frente a la estrella del tenis Novak Djokovic.

El oficial comenzó con un llamado de atención.

“Ahora voy a advertirle”, dijo el oficial, según una transcripción pública que ambas partes han acordado que es fiel a la realidad, “que si proporciona documentos falsos o falsificados o información falsa o engañosa, puede ser procesado según las leyes australianas”.

Incluso antes de que su avión aterrizara en Melbourne el pasado miércoles por la noche, la solicitud de visa de Djokovic para jugar en el Abierto de Australia de la próxima semana estaba bajo escrutinio, y las preguntas giraban en torno a si se le permitiría entrar al país. La respuesta, al menos en un principio, fue no. Australia, que exige a todos los visitantes extranjeros que se vacunen, pero concede exenciones en casos limitados, canceló la visa de Djokovic después de su entrevista en el aeropuerto, solo para que un juez la restableciera el lunes por razones procesales.

“Esta es su mayor victoria, más grande que todos los Grand Slams que ha ganado”, dijo su madre, Dijana Djokovic, en una conferencia de prensa en Belgrado el lunes.

Novak Djokovic entrenó el martes en Melbourne Park, días antes del inicio del Abierto de Australia.Credit…Scott Barbour/Agence France-Presse, vía Tennis Australia/Afp vía Getty Images

Ahora, cuando el máximo responsable de la inmigración australiana se plantea rechazar de nuevo la visa de Djokovic y su primer ministro calcula el costo político de la disputa, los informes publicados y las propias declaraciones de Djokovic en redes sociales han suscitado dudas sobre el resultado positivo de la prueba, la validez de la documentación presentada para tramitar su visa y sus acciones en los días cercanos al momento del 16 de diciembre, en que, según su relato, se enteró de que había dado positivo al coronavirus.

Incluso el resultado positivo de la prueba, que está en el centro de la exención médica que Djokovic necesitaba obtener para jugar en el Abierto de Australia, ha sido puesto en duda por un informe publicado.

El lunes, la revista alemana Der Spiegel publicó que había escaneado el código informático único adjunto al resultado de la prueba de Djokovic —que se incluyó en los expedientes judiciales relacionados con su solicitud de visa— y descubrió que inicialmente informaba de que la prueba había dado negativo por el virus. Pero poco más de una hora después, cuando los periodistas de Der Spiegel y otras personas comprobaron de nuevo el código, la página web vinculada decía que la prueba de Djokovic era positiva. Esto seguía siendo así el martes por la mañana.

Djokovic no ha hecho ningún comentario sobre los fundamentos de su caso, y su familia se negó a responder a preguntas específicas sobre sus actividades en una conferencia de prensa el lunes, en la que su hermano se limitó a declarar que “la verdad y la justicia salieron a la luz” cuando Novak Djokovic fue liberado de su detención con la visa restaurada.

La confusión sobre el resultado de la prueba de Djokovic, sin embargo, solo reavivó las preguntas sobre sus actividades el día de la prueba y la semana posterior.

Si Djokovic dio positivo el 16 de diciembre, entonces sus acciones en los días siguientes —cuando debería haberse aislado— podrían haber puesto en peligro la salud y la seguridad de decenas de personas. El día de su prueba y los dos siguientes, por ejemplo, las propias publicaciones de Djokovic en las redes sociales y los relatos contemporáneos muestran que apareció repetidamente en eventos públicos sin mascarilla y cerca de niños y extraños, incluso después de haber registrado una prueba positiva.

¿Qué ha dicho Djokovic?

Para obtener una visa de ingreso a Australia, Djokovic y sus abogados presentaron documentos que decían que había dado positivo en la prueba del coronavirus el 16 de diciembre. Citó ese resultado positivo cuando fue entrevistado por los funcionarios de la Fuerza de Fronteras de Australia a su llegada a Melbourne.

Djokovic presentó el resultado de la prueba del 16 de diciembre “sin que se le solicitara”, dijeron los australianos en un expediente judicial. La transcripción de su entrevista, que fue grabada, incluye el diálogo que se puede leer a continuación:

El expediente también incluye la hora de la prueba —que se tomó sobre la 1 p.m. del 16 de diciembre—, y de un resultado positivo entregado siete horas después.

¿Qué pasa con la exención médica?

El resultado positivo se usó para justificar la solicitud de Djokovic de una exención médica para jugar en el Abierto de Australia, que exige que todos los participantes del torneo se vacunen, pero que ha concedido varias exenciones a la norma.

El 4 de enero, Djokovic anunció en su cuenta de Instagram que había recibido la exención que necesitaba. Junto a una foto sonriente, dijo que se dirigía a Australia.

Sin embargo, fue lo que hizo en los días posteriores a su prueba positiva lo que ahora amenazaba con causarle problemas.

Una figura pública, en público

El 16 de diciembre, el día en que Djokovic se sometió a la prueba del virus, fue homenajeado con un sello por el servicio postal serbio y recorrió sus instalaciones. En las fotos del acto, Djokovic aparece con el director en funciones del correo serbio, Zoran Dordevic. Ni Djokovic ni Dordevic aparecen con mascarillas en la foto, ni en otras del evento.

Djokovic también participó ese día en una mesa redonda de una hora de duración en un centro de tenis que lleva su nombre. ¿El tema? “El papel y la creación de la autoridad en el desarrollo del carácter y la disciplina”. En un video del evento publicado en YouTube, ni Djokovic ni ninguno de los otros panelistas lleva cubrebocas.

Un día después, Djokovic apareció en un acto de homenaje a jóvenes tenistas en el centro de tenis que lleva su nombre. Ninguna de las decenas de personas que aparecen en una foto grupal de la ceremonia, incluido Djokovic, cuyo resultado positivo había sido confirmado una noche antes, llevaba mascarilla.

The Novak Djokovic Standoff with Australia


Card 1 of 4

A vaccine exemption question. The No. 1-ranked men’s tennis player was refused entry to Australia over questions about a Covid vaccine exemption, but Djokovic challenged the ruling in court and an Australian judge granted him entry into the country.

How it started. The standoff began when Djokovic, a vaccine skeptic, received an exemption that would allow him to defend his Australian Open title. Upon arrival, federal officials said he did not meet the requirements for entry because he was unvaccinated, and canceled his visa.

The bigger picture. Amid a difficult time in Australia’s fight against Covid, the standoff has highlighted the growing public outcry against high-profile vaccine skeptics like Djokovic when they want to play by different rules than everyone else.

What happens next. Australian officials hinted they may make a new attempt to cancel Djokovic’s visa, even as the tennis champion, freed from detention, returned to the court. The standoff also presages headwinds he may face if he attempts to travel the world without being vaccinated.

Al día siguiente, el 18 de diciembre, Djokovic participó en una sesión de fotos con la publicación deportiva francesa L’Equipe. El periódico ha publicado las fotos repetidamente en su cobertura del conflicto por la visa.

La primera ministra de Serbia, Ana Brnabic, dijo a Reuters en una entrevista el martes que si Djokovic había asistido a los eventos después de enterarse de su resultado positivo entonces habría “violado claramente las reglas”.

¿Y ahora qué?

Djokovic, que confirmó en su entrevista en el aeropuerto que no está vacunado, ha dicho poco públicamente, más allá de dos publicaciones en Instagram en los que agradece a sus seguidores. Se declaró “complacido y agradecido” por el fallo del juez, dijo el lunes, y claramente planea quedarse en Australia, donde se espera que acuda a defender su título del Abierto de Australia la próxima semana. Ya está practicando.

El ministro de Inmigración australiano, por su parte, sigue “estudiando a fondo la cuestión” de su expulsión, según un portavoz. Una de las cosas que sopesarán los funcionarios del gobierno es si Djokovic fue veraz en sus afirmaciones y declaraciones.

Como señaló el funcionario en su primera entrevista en el aeropuerto, proporcionar información falsa o incluso engañosa podría considerarse un delito en Australia. Si vuelve a perder su visa, Djokovic podría tener prohibido volver a Australia —y al primer torneo grande de la temporada de tenis— durante al menos tres años.

En una conferencia de prensa celebrada el lunes en Serbia, el hermano de Djokovic, Djordje, habló repetidamente de la transparencia del proceso que había reivindicado a su hermano.

Pero cuando se lo confrontó con las contradicciones en el momento del resultado positivo de Djokovic y sus múltiples apariciones públicas esa semana, Djordje Djokovic terminó abruptamente con las preguntas.

“OK, entonces, eh…, esta conferencia de prensa se suspende”, dijo.

Los padres de Djokovic, Dijana y Srdjan, y su hermano Djordje dieron una conferencia de prensa el lunes.Credit…Darko Vojinovic/Associated Press

Andrew Das se unió al Times en 2006. Como editor asistente en la sección de Deportes, ayuda a dirigir la cobertura del fútbol, los Juegos Olímpicos y los deportes internacionales. @AndrewDasNYT


Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Back to top button