World

¿Qué es el uribismo y por qué los colombianos están votando en su contra?

Cuando Colombia elija a su próximo presidente el domingo, la elección fundamental representará un golpe a la fuerza política dominante del país, ya que los votantes cada vez están más desilusionados por la pobreza crónica, la desigualdad y la creciente inseguridad.

La dinámica política de Colombia nació durante la popular presidencia de Álvaro Uribe, el mandatario conservador que dirigió el país de 2002 a 2010.

El líder derechista se ganó rápidamente la simpatía de la población gracias a sus tácticas de mano dura en la lucha del país contra las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, o FARC, una insurgencia de izquierda en el conflicto interno del país de décadas de duración.

El ejército, bajo el mando de Uribe, hizo retroceder eficazmente al grupo rebelde, reduciendo la violencia en la vida de muchos colombianos, especialmente en las ciudades.

Esto lo convirtió en uno de los políticos más poderosos del país y en una figura capaz impulsar a los candidatos al poder con su apoyo.

Sin embargo, el movimiento político del expresidente se ha visto empañado por la controversia, tal vez de forma más destacada por el escándalo de los falsos positivos, en el que el ejército colombiano ha sido acusado por un tribunal de justicia transicional de matar a más de 6400 civiles entre 2002 y 2008 y de hacerlos pasar por combatientes enemigos para aumentar el número de bajas.

Aunque el escándalo nunca estuvo directamente relacionado con Uribe, muchos de sus colaboradores cercanos en el gobierno han sido vinculados al caso.

Ahora, con dos candidatos que han rechazado el poder político tradicional y que se enfrentan en una campaña muy reñida por la presidencia, el uribismo vuelve a ser un elemento clave de la carrera.

Pero esta vez, los candidatos se esfuerzan al máximo por distanciarse del antiguo líder.

Uno de los candidatos, Gustavo Petro, un izquierdista que fue miembro de un grupo guerrillero urbano, ha llegado a representar una especie de polo opuesto a Uribe.

Su oponente, Rodolfo Hernández, un acaudalado empresario que ha empleado TikTok para ayudar a promover su campaña y cuenta con el respaldo de los conservadores, ha publicado una lista en Twitter en la que detalla 20 “diferencias que tengo con el uribismo”.

Arlene Tickner, profesora de la Universidad del Rosario en Bogotá, dijo que “estar asociado al uribismo se ha convertido en un lastre en estas elecciones”.

Uribe no ha apoyado a nadie en la elección del domingo, aunque ha dicho que un voto por Petro sería un voto por el socialismo.

Muchos de los colombianos más jóvenes tienen poco conocimiento del mandato de Uribe y lo asocian más con los desafíos actuales del país.

Hilda Robles Camacho, de 22 años, que se graduó en administración de la salud y aún no ha encontrado trabajo, dijo que culpa a Duque, y por extensión a Uribe, de muchos de los males de su país. Dice que los miembros de su familia, que antes eran fieles partidarios de Uribe, ahora apoyan a Petro.

“La gente está despertando”, dijo Robles Camacho. “Están viendo todo lo malo que ha causado el uribismo”.

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Back to top button